Drugs and Culture: New Perspectives

Compiladores: Beatriz Caiuby Labate, Sandra Goulart, Mauricio Fiore, Edward MacRae y Henrique Carneiro – Investigadores del NEIP (Núcleo de Estudios Interdisciplinares sobre Psicoactivos, www.neip.info).

Editora: EDUFBA
Apoyo: MinC y Fapesp
ISBN: 978-85-232-0504-1
Formato: 17 X 24 cm, ilustrado – 440 p.
Precio: R$ 40,00 (+ transporte)

Solapa del libro Drogas e cultura: novas perspectivas
Luiz Eduardo Soares*
Traducción al Español: Ricardo Díaz Mayorga

El de las drogas es un tema paradójico y enigmático. Importantísimo, omnipresente en el día a día, capaz de sensibilizar, movilizar, provocar controversias, cambiar el rumbo de las disputas electorales, diseminar divergencias, inquietar autoridades, perturbar familias, desestabilizar el orden público; aún estando casi ausente de las prioridades políticas y de la agenda académica, si exceptuamos los esfuerzos aislados de los pioneros y colonizadores del tema. Ningún repertorio de los grandes problemas nacionales y mundiales estaría completo sin la inclusión de las drogas; pero, por más extraordinario y sorprendente que parezca, son raras las incursiones intelectuales y políticas audaces, que las traten con profundidad y coherencia, más allá de los prejuicios. Acecha esta curiosa y lamentable maldición sobre el tema, rodeado de silencios cómplices con la irracionalidad que domina su tratamiento oficial más frecuente.
Por eso, es loable la iniciativa de Beatriz Caiuby Labate, Sandra Goulart, Mauricio Fiore, Edward MacRae y Henrique Carneiro, investigadores del NEIP (www.neip.info), que organizaron este libro, y la participación competente de sus autores, gracias a los cuales, uno de los debates esenciales de nuestro tiempo va a salir del armario, del ostracismo, de la negligencia. Se trata de una contribución de mucho mérito, que se convertirá en referencia tanto para los estudios académicos como para la reflexión pública, que moviliza audiencias más amplias.
Los ensayos aquí reunidos nos enseñan que las drogas, las dinámicas de su producción y sus circuitos de circulación semántica, científico-conceptual, económica, social, religiosa, política, estética, psicológica, ideológica y simbólica son fenómenos complejos, multidimensionales, que exigen enfoques transdisciplinarios. En una palabra, las drogas no existen, son invenciones fechadas, cuyos significados varían según los diferentes contextos culturales, sus repertorios específicos, sus vocabularios particulares.
Las drogas son administradas por médicos o chamanes, son objeto de disfrute personal o colectivo; sirven para excluir, excomulgar, reprimir, detener o atacar a aquellos que las consumen o a aquellos que no las consuman, según el caso; son sacralizadas en rituales místicos; son institucionalizadas en celebraciones familiares y sociales; son objeto de consumo; tienen valor comercial; son blanco de legislaciones, saberes, terapias. Ellas son creadas por dispositivos práctico-discursivos, históricamente constituidos, que activan normas morales, categorías de acusación, ejercicios de poder, estrategias económicas, patrones de disfrute, lenguajes que organizan la conciencia y la sensibilidad, orientaciones valorativas y experiencias de sociabilidad.
Abriéndose a esta casi ilimitada pluralidad de apropiaciones, las drogas llevan consigo un potencial extraordinariamente rico para quien se disponga a pensar las sociedades. Tal vez por esa razón representan riesgo, peligro, amenaza e incertidumbre. Fuente de placer y de muerte, las drogas nos interpelan, y por la mediación de este libro, nos exigen que las incluyamos en el centro de nuestra agenda política e intelectual.

*Profesor de la UERJ y la Universidad Cándido Mendes, Secretario de Valorización de la Vida y Prevención de la Violencia del Municipio de Nova Iguazú.