Check Eric Avondo’s site – click on Galerie, then on La Nuit, then on the arrow at the bottom.

1 Comment

  1. Anonymous says:

    Acaricia mi ensueño
    el suave murmullo
    de tu suspirar.
    Cómo ríe la vida
    si tus ojos negros
    me quieren mirar.
    Y si es mío el amparo
    de tu risa leve
    que es como un cantar,
    ella aquieta mi herida,
    todo todo se olvida.

    El día que me quieras
    la rosa que engalana
    se vestirá de fiesta
    con su mejor color.
    Y al viento las campanas
    dirán que ya eres mía,
    y locas las fontanas
    se contarán su amor.

    La noche que me quieras
    desde el azul del cielo,
    las estrellas celosas
    nos mirarán pasar.
    Y un rayo misterioso
    hará nido en tu pelo,
    luciérnaga curiosa que verás
    que eres mi consuelo.

    El día que me quieras
    no habrá más que armonía.
    Será clara la aurora
    y alegre el manantial.
    Traerá quieta la brisa
    rumor de melodía.
    Y nos darán las fuentes
    su canto de cristal.

    El día que me quieras
    endulzarán sus cuerdas
    el pájaro cantor.
    Florecerá la vida,
    no existirá el dolor.

    La noche que me quieras
    desde el azul del cielo,
    las estrellas celosas
    nos mirarán pasar.
    Y un rayo misterioso
    hará nido en tu pelo.
    Luciérnaga curiosa que verás
    que eres mi consuelo.