27/05/2011 REDACCIÓN

La Policía Nacional y Vigilancia Aduanera de Córdoba se han incautado por primera vez en la capital cordobesa de una droga de síntesis llamada ‘ayahuasca’ o ‘soga del muerto’. Los agentes lograron intervenir diez kilogramos de dicha sustancia en una operación conjunta.

Según han informado en un comunicado conjunto ambos cuerpos, agentes de la Policía Nacional, adscritos a la Brigada Provincial de Policía Judicial de Córdoba, y de la Agencia Tributaria, pertenecientes a la Unidad de Vigilancia Aduanera de la Delegación de Córdoba, han procedido, en el marco de una operación antidroga conjunta denominada ‘Gurú’, a la detención de J.D.M., de 51 años y natural de Madrid, pero residente en Córdoba, como presunto autor de un delito contra la salud publica.

Esta operación, que se ha prolongado en el tiempo varios meses, se inició al tener conocimiento los investigadores de que una persona afincada en Córdoba capital estaría recibiendo importantes cantidades de una droga alucinógena, cuyo principio activo sería el DMT (Dimetiltriptamina), conocida coloquialmente como ‘ayahuasca’, para posteriormente ofrecérsela a terceras personas, poniéndola así en circulación dentro del territorio nacional.

Ante ello, se estableció un equipo conjunto de trabajo compuesto por agentes de la Unidad de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y del Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial, ambos de Córdoba, los cuales han estado trabajando en estrecha colaboración, con el objetivo de conseguir corroborar tal información y lograr identificar a la persona que se estaría dedicando al tráfico de drogas y proceder así a su detención.

Tras una ardua labor de investigación, se pudo determinar que, a principios de la pasada semana, se iba a realizar un transporte de ‘ayahuasca’ a tierras cordobesas, procedente de Brasil, vía Madrid, por lo que se estableció un dispositivo conjunto de ambas unidades, fruto del cual se logró detectar a la persona investigada por la zona centro de la capital cordobesa cuando portaba una caja de grandes dimensiones y, ante la sospecha de que en la misma llevara la sustancia estupefaciente, se procedió a su interceptación.

Los agentes trasladaron entonces a J.D.M. a dependencias judiciales, para proceder a la apertura del paquete con todas las garantías legales, hallándose en su interior una bolsa que contenía aproximadamente 10.000 gramos de la sustancia estupefaciente, en estado liquido y de color oscuro.

Es de resaltar la peligrosidad extrema de conlleva la ingestión de tal sustancia, ya que la misma podría tener un efecto en el organismo varias veces más potente al del LSD, con una distorsión en la percepción de la realidad, que en ocasiones ha acabado en suicidio.

El detenido, que cuenta con antecedentes policiales por delito contra la salud publica, fue puesto a disposición judicial, que decretó su puesta en libertad con cargos a la espera de juicio. La operación continúa abierta, ya que los investigadores no descartan nuevas detenciones.

Comments are closed.